10 BENEFICIOS DEL YOGA PARA TU CUERPO Y MENTE

 

Numerosos estudios han demostrado las bondades y beneficios que estas prácticas le dan a nuestro cuerpo, procurando el bienestar integral. De hecho, incide sobre el sistema nervioso, la frecuencia cardíaca y promueve la sanación de diversas dolencias, como la hipertensión.

Aquí te hablaremos de apenas 10 beneficios del yoga, tanto física como mentalmente, pero son muchos más los que esta disciplina nos aporta.

PARA TU CUERPO

1. Flexibilidad y fuerza

Una persona que comienza a hacer yoga puede constatar el progreso en su flexibilidad, pues es uno de los beneficios más claros y obvios que se observan. Alivia tensiones y dolores en articulaciones, abre las caderas y el pecho, flexibiliza la columna vertebral (cuya fortaleza repercute en un cuerpo más joven y sano), y está más que comprobado que aquellas asanas en las que se realiza carga de peso fortalecen los huesos, previniendo y muchas veces eliminando la osteoporosis.

Hay muchas posturas en las que se requiere que uno levante el propio peso, y así se fortalecen la espalda, los hombros, los brazos y las caderas (susceptibles a fracturas por osteoporosis). En general, aumenta la fuerza de todos los músculos, protegiendo así los huesos.

2. Elimina el cortisol y conserva el calcio

En un estudio de la Universidad de California se demostró que la práctica regular del yoga intensifica la densidad de los huesos vertebrales, ya que ayuda a bajar los niveles de cortisol (la hormona del estrés), lo que a su vez influye en la conservación del calcio de los huesos.

3. Mejora la circulación

Las asanas de torsión del cuerpo permiten que la sangre venosa de los órganos internos “se escurra” hacia los pulmones favoreciendo que la sangre ya oxigenada fluya de nuevo hacia ellos al soltar la postura. Lo mismo sucede con las posturas invertidas, como “la vela” o pararse de cabeza, que obligan a la sangre de caderas y piernas a fluir hacia el corazón y de allí a los pulmones, donde es refrescada y oxigenada.

Si sufres de hinchazón en las piernas, estas posturas te ayudarán.

4. Mejoran las funciones de los órganos internos

Las asanas en las que se intenta tocar las rodillas con la frente realizan una labor sorprendente, pues masajean los órganos internos, como el hígado, el bazo, el páncreas, y los estimula.

Una postura perfecta es “la pinza”, que contribuye a mejorar los sistemas endocrino y neurológico.

5. Disminuye los efectos de la edad

Al fortalecer la columna vertebral se evita el estrés y se contrarrestan los procesos catabólicos de deterioro celular, limpiando el cuerpo de toxinas que envejecen el cuerpo artificialmente.

 

PARA TU MENTE

6. Meditación y cerebro

En un artículo previo te hablamos de lo saludable que resulta para el cerebro meditar con regularidad; la meditación es una parte importante del yoga, calma la mente y la vuelve más alerta.

7. Contra la depresión

La práctica regular de yoga mejora los estados depresivos y produce un significativo aumento de la serotonina, así como una disminución de cortisol y de monoamina oxidasa, una enzima que anula los neurotransmisores.

Un estudio de la Universidad de Wisconsin descubrió que el córtex prefrontal izquierdo aumenta su actividad en los meditadores, hecho vinculado con altos niveles de felicidad y una más efectiva función inmunitaria.

8. Ondas cerebrales

Cuando practicas yoga aprendes a focalizarte en el presente. El yoga mejora la coordinación, el tiempo de reacción, la memoria e incluso los niveles de coeficiente intelectual.

El yoga te permite una mayor habilidad para resolver problemas, quizá porque promueve una mayor concentración.

9. Resistencia al estrés

Aprender el arte de respirar nos permite manejar la ansiedad y despejar la mente. Nos acostumbramos a traer la atención al momento presente, y eso nos ayuda a tener una visión más clara de las cosas.

10. Mejora la autoestima

La sociedad moderna es esencialmente competitiva. Eso puede ser un verdadero problema para quienes tienen una mayor sensibilidad, o presentan conflictos tempranos en sus hogares, y se manifiesta con las drogas, comer en exceso, tener adicción al trabajo o sencillamente durmiendo mal.

A través del yoga se logra la autopercepción, se mejora la relación con nuestro ser físico y lo aceptamos más fácilmente, pues ganamos la capacidad de creer en nosotros mismos.